Durante las últimas semanas de septiembre del 2020 se reportó el ingreso de dos buses con más 300 inmigrantes venezolanos, los cuales se presume que ingresaron por pasos no habilitados según informa la autoridad sanitaria además de varios videos difundidos por ciudadanos por redes sociales en los que se denuncia el ingreso masivo de otras personas.

Ante el hecho, el intendente Miguel Ángel Quezada aseveró que se trata de un proceso complejo en la región de Tarapacá y se limitó a llamar a la «tranquilidad de los tarapaqueños».

Los inmigrantes que han llegado en bus se encuentran cumpliendo una cuarentena obligatoria de catorce días tras los cuales serán dirigidos a la zona central del país.

Además vecinos de la región han reportado el establecimiento de carpas en las playas iquiqueñas en el mismo período.

El alcalde de Colchane, Javier García Choque, ha estrechado lazos con el sistema de Naciones Unidas (ONU) a través de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) la que es parte del primera.

Naciones Unidas aborda el tema de la inmigración con un enfoque de fronteras abiertas y «acogida humanitaria» en la Agenda 2030.

Este acercamiento se debe a la intención del edil de asistir a los «caminantes» venezolanos que llegan seguido a la comuna construyéndoles casas de acogida para evitar que entren a las viviendas de los pobladores y además informándoles el proceso para su asentamiento en el país.

El Colegio Médico de Iquique se pronunció al respecto diciendo que existe una constante falta de control riguroso en la frontera con Bolivia lo que hace que la población regional corra un riesgo sanitario y la infraestructura de Tarapacá no da abasto.

A lo que agregó que aleja las posibilidades de desconfinamiento y aumentan la de rebrote.

Por último la Directiva Regional del Colmed llamó a que las autoridades pongan «mano dura» en el control fronterizo y que los inmigrantes ingresados «retornen a sus respectivos países una vez cumplido el plazo de cuarentena preventiva de 14 días».

2 comentarios en «Preocupante ingreso masivo de inmigrantes en plena crisis sanitaria se registra en Tarapacá»
  1. BASTA DE SER BUENOS CON LOS EXTRANJEROS. EL PUEBLO CHILENO NO TIENE TRABAJO POR LO MISMO TAMPOCO PARA COMER. SUFICIENTES PENURIAS Y SINSABORES POR LA MENTIRA DE ESTA «PANDEMIA» QUE SOLO ES PARA ATEMORIZARNOSJULIA Y GUARDARNOS PARA QUE NO VEAMOS LO QUE HACEN BAJO CUERDA LOS DE GOBIERNO. BASTA, BASTA TANTO ENGAÑO!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *