A través de las Redes Sociales se han difundido las manifestaciones de gendarmes quienes reclaman excesiva intromisión del Instituto Nacional de Derechos Humanos, el Consejo de Defensa del Estado y la Defensoría Penal Pública en las funciones internas de su institución.

Denuncian que cada vez que quieren imponer orden y control al interior de las cárceles ponen en riesgo su vida. Actualmente cuentan con un bastón de 50 cm plástico comparado con «lanzas de 2 metros» de la población penal. Esto debido a las restricciones impuestas por los organismos estatales denunciados, ya que desde su intromisión existe la problemática.

Exigieron al Estado inyección de recursos para insumos básicos para los funcionarios, a las autoridades de Gobierno escuchar el llamado y mediar, y a la justicia el cumplimiento de la ley 20214.

Por su parte el INDH asegura estar comprometido con la difusión de los «Derechos humanos en la cárcel, en contexto de pandemia» refiriéndose principalmente a los reos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *