José Heriberto Sepúlveda Beltrán, más bien conocido como El Monteaguilino, es un gran compositor folclórico de Monte Águila, comuna de Cabrero, Región del Bío-Bío. Ganó fama en los 80 por sus temas, como “Caballito de Metal” y “Pica Pica”. En estos días, el equipo de El Tarapacá hemos decidido entrevistar a El Monteaguilino, preguntándole sobre su historia, sus proyectos y su futuro.

Cuéntenos algo sobre usted

Bueno, yo vengo de Monte Águila, que es un pueblito de la octava región, un pueblo chico, ahora ya un poquito más grande. Por allá durante los años ochenta y tanto, bueno, a partir del ‘86, empecé mi canto, y el ‘88 me tocó la suerte de que la canción Caballito de Metal clasificara en Viña del Mar. Ahí comenzó prácticamente mi carrera con una canción que fue bien polémica, pero era una de las mejores canciones con la cual había participado, incluso hasta los últimos tiempos, creo que todavía no ha salido una canción cómo esa.

¿Cómo fue su niñez?

Era una niñez normal, mis papás tenían un negocio, el cual mi mamá todavía lo tiene, y mi mamá tiene 90 años ya. Fui criado igual con abuelos hasta los 5 años en el campo. Después me vine donde mi mamá, con los 7 hermanos, mi papá tenía un negocio, un restorán en el campo, donde tenía animales. Tuve una niñez normal, de trabajador. Son bonitos recuerdos.

¿Siempre ha sido de Monte Águila?

Si, correcto. Bueno, de hecho viajo lo más del tiempo pa’ allá, estoy construyendo también algo para mí. Y, cómo mis hermanos viven ahí con mi mamá, pasamos mucho tiempo en Monte Águila. Me considero un Monteaguilino, nacido y criado en Monte Águila.

¿Cómo se fue acercando usted a la música?

Bueno, vengo de una familia que, en las fiestas de campo, cantaba en las fiestas nuestras. Por parte de mi mamá, mi abuelo tocaba guitarra y mi abuelita, mis tíos, todos tocaban acordeón y guitarra. Por ese lado vino el cuento de la música, ahí me fui acercando. Primero vine cómo un aprendiz, de poco me fui acercando a Santiago. Así participé en el Festival de la Una y Chilenazo, programas de la TV chilena, todo hasta llegar a Viña del Mar. Componer y ejecutar música ha sido una profesión de la cual he vivido hasta el día de hoy.

¿Cuántos temas ha compuesto o escrito?

Bueno, 50 o 60 canciones más o menos. De hecho, me han grabado algunos grupos mis canciones. Hace poco estuvimos grabando con Sinergia el Caballito de Metal, versión infantil, y ahora estamos justamente haciendo otras versiones infantiles con estas plataformas, así, tengo varias presentaciones en este mes que viene. Es que me siento bendecido por eso, ya que no hay nada, no hay presentaciones, no hay público. Los folkloristas no tenemos espacio, ya que las fiestas estarán paradas durante el año que viene, por lo menos medio año, según creo. 

Usted era animador de Revolviendo el Gallinero, un programa de UCV TV. ¿Cómo fue esa experiencia?

Claro, yo era el productor del programa y además el conductor. Tuvimos seis temporadas, durante seis años estuvimos vigentes en este programa de corte folclórico, de canto popular; era muy bueno el programa. Después, bueno, un poco cansado, terminé ahí. 

Pretendemos a lo mejor retomar un programa, ya que hace falta esos espacios que dan una oportunidad a los cantores al folclor.

Su participación en Viña empujó su carrera hacia adelante.
(Imagen cortesía de José Sepúlveda)

¿Ha sentido vínculos, en algún momento, con la actividad política?

Bueno, todos nosotros tenemos un sentimiento, algo así. Ha sido de casualidad, las veces que he participado por trabajo, de hecho me llamaron por ahí en algunas comunas. Me encanta la política, pero de lejos. Me gusta hablar de los temas, de hecho me han ofrecido varias veces ser candidato en mi comuna, en Cabrero, alcalde, concejal, de diferentes corrientes, y nunca las he aceptado. Pero sí me interesa el tema.

Fuera de la música ¿tiene otros quehaceres?

Bueno, prácticamente vivo de la música, y siempre salen los pequeños negocios, pero, actualmente, hemos vivido hasta el día de hoy de la música. 

¿Su carrera se ha visto muy afectada por la pandemia?

Si, correcto, claro que sí. Nosotros, en octubre del año pasado , partió el estallido social y no hubo más actividad. Por ahí por febrero se retomó un poquito las presentaciones, pero después vino todo lo de la pandemia, por la cual no ha habido ninguna actividad. 

¿Qué proyectos tiene usted para el futuro? 

Si, bueno, en este momento igual sigo grabando, grabé una canción ahora, de verano, y pronto vamos a sacar varios temas a través de las plataformas. De hecho, tengo un canal de YouTube, El Monteaguilino

Hay que estar reinventándose para que la gente no se olvide de uno, y el año que viene, cuando se abra todo esto y haya vacuna, podremos participar en otras actividades si es que estamos con salud y vida.

El Monteaguilino ha cantado sin cesar toda su vida.
(Imagen cortesía de José Sepúlveda)

Por Ramiro Figueroa

Corresponsal en práctica.

25 comentarios en «El Monteaguilino: Historia, Proyectos y Futuro»

Deja una respuesta