El escritor y bloguero chileno-norteamericano Gonzalo Lira, que cubrió la guerra ruso-ucraniana desde un punto de vista diferente al de los medios occidentales, no se ha puesto en contacto desde hace tres días, la última vez que estuvo en Járkov y temía que el Servicio de Seguridad de Ucrania fuera a por él.

Según ha averiguado el medio Readovka, el escritor, director y productor de cine estadounidense Gonzalo Lira López, convertido en bloguero militar desde el inicio de la guerra, no ha estado en contacto desde el 15 de abril, aunque antes publicaba regularmente posts en sus redes sociales, especialmente Telegram. Además, el escritor debía estar en directo en el programa Mother of All Talkshows de George Galloway el día anterior, pero nunca se pudo contactar con él. Los seguidores de Gonzalo comparten en las redes sociales que el bloguero podría haber sido detenido por el Servicio de Seguridad de Ucrania «o algo peor». El último post del bloguero en su canal de Telegram fue publicado en la tarde del 15 de abril.

La última vez que Gonzalo informó que estaba en Járkov, no hace mucho tiempo, compartió sus temores de que, debido a su posición «anti-Zelenski», el SSU o las fuerzas de defensa lo buscaran. Además, en una entrevista con Izvestia el 13 de abril, el escritor dijo que no podía salir de la ciudad debido a las acciones de los militantes ucranianos, que se esconden detrás de los ciudadanos usándolos como escudo humano. En el momento del inicio de la operación especial, Gonzalo se encontraba en Kiev, y a principios de marzo se trasladó a Járkov, donde dijo a los periodistas que estaba siendo perseguido.

«El 2 de marzo, unas personas a las que no pude identificar (los vecinos dijeron que eran «banderitas») vinieron a mi apartamento. No sé quiénes eran, pero sé que liberaron a los presos de los lugares de privación de libertad. He oído decir a muchos ciudadanos que fueron liberados por el régimen de Zelenski para que ningún civil pudiera salir de Járkov. Hay rumores de que estos hombres armados entran en las casas», dijo el escritor.

Gonzalo escribió extensamente sobre las acciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania y el régimen de Kiev, en particular, habló de cómo los militares ucranianos no dejaban salir a la población civil de la ciudad y bombardeaban los edificios residenciales, criticó a Zelenski por la distribución no controlada de armas a toda la población y por su posición respecto a las negociaciones, y también denunció las narrativas difundidas por otros medios de comunicación extranjeros sobre las supuestas atrocidades de los militares rusos, incluida la tragedia de Bucha y Kramatorsk.

La Cancillería de Chile dice que está en contacto con su familia y anda en búsqueda de él, hasta el momento no hay señales de dónde se encuentra y su estado de salud.

El escritor ha advertido de que si no hay actividad de él en 12 horas es porque algo le ha pasado, por lo que su ausencia ha preocupado a sus fans a lo largo del mundo quienes están haciendo un esfuerzo por encontrarlo.